martes, 29 de marzo de 2011

Advertencias de uso: Agítese bien antes de usar

Instrucciones de uso de Amoxidal Dúo Farmacológico.


"Agítese bien antes de usar" es una de las advertencias más frecuentes en las instrucciones de uso de productos, sin distinciones de industria. Está presente en los envases de productos tan dispares como suavizantes para la ropa, jugo de limón en botella, protectores solares, pesticidas y correctores líquidos, por poner un par de ejemplos.

Se trata de una instrucción indispensable para el uso y la vida útil del producto en cuestión y, paradójicamente, es ignorada por la mayoría de los usuarios.

La razón por la que una empresa incluye esta advertencia en una etiqueta o envase es porque el producto es una mezcla formada por elementos más pesados que otros, que decantan, es decir, que se depositan en el fondo del envase. Si no se agita el envase cada vez antes de usar el producto, entonces se consumen los elementos más livianos o fluidos de la mezcla antes que los pesados y espesos. Esto trae dos consecuencias importantes, ambas perjudiciales para el usuario o consumidor:
  1. El producto consumido sin agitar es menos efectivo o no tiene todas las propiedades que se esperan de él. El corrector, por ejemplo, no cubre bien las letras que se desean corregir; el limón tiene un sabor más suave; el protector solar no brinda su protección.
  2. El producto se acaba antes de lo previsto. Un ejemplo simple: si un producto X es una mezcla de un elemento A más un elemento B, siendo A más fluido que B, y el usuario no agita el producto antes de usarlo, entonces el elemento A de la mezcla se acaba primero y el elemento B no se aprovecha, ya que este se convierte en inservible sin la otra parte de la composición.
Sin embargo, no todo es desobediencia. Hacer que los consumidores agiten el producto no es difícil si quienes lo diseñan y redactan las instrucciones hacen los deberes. Solo es cuestión de encontrar la manera más práctica y efectiva de advertir.

Hoy las empresas pueden elegir entre diversas estrategias para lograr que el usuario tome en cuenta la advertencia de uso:
  • escribir la advertencia con una tipografía más grande que la utilizada en otras áreas del envase
  • que la advertencia sea la primera de las instrucciones
  • ubicar la advertencia en algún sitio estratégico para el uso del producto (junto al sorbete, en el caso de las chocolatadas; junto a la línea de corte del envase, en el caso de los suavizantes)
Y, si ninguna estrategia sirve o se adapta al producto, siempre está la posibilidad de innovar o de recurrir a un especialista en el tema.

Fuente de la imagen de este artículo: http://www.minsa.gob.pe/portalbiblioteca2/biblio/plm/PLM/productos/32803.htm

4 comentarios:

  1. Verónica, quería agradecerte la visita el otro día al mismo tiempo que elogiar vuestra amable escritura anónima, que me parece interesante...

    El "Agítese antes de usar" (no se como se agita mal) Me ha recordado una fórmula, muy usada en los mejores manuales de juguetes para niños (no tiene nada que ver con esta) que es:
    "no funciona ni con cables ni con pilas"

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vos, Tomae, por comentar.

    ¡Me hizo mucha gracia tu "no sé cómo se agita mal"! De todas maneras, el uso es correcto en español (me refiero al "agite bien").

    Según el Diccionario de la Real Academia Española, una de las acepciones del adverbio es "mucho", que cuadraría en este caso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. gracias la necesitaba para una respuesta del colegio xD

    ResponderEliminar